Título de la Obra: Las nuevas formas de educación y docencia frente a la Virtualidad. Sus desafíos y dilemas.

 Asistimos a un momento especial en la historia argentina (y del mundo), debido a la pandemia por Covid -19. Desde que apareció el primer caso de coronavirus en Argentina, se sucedieron decisiones políticas y sanitarias que impactaron de manera impensada en la población. El cierre de las escuelas en todos sus niveles  graficó claramente la gravedad de la crisis. Con las escuelas cerradas se comenzaron a desplegar estrategias en relación a garantizar la continuidad de la actividad escolar, a través de internet, con diferentes dispositivos digitales como  portales o aulas virtuales, páginas web de los colegios, envío por whatssapp de tareas, donde comenzaron a “colgarse” materiales de estudio, o clases de los docentes dirigidas a sus estudiantes. Pero la pandemia ha traído una profundización de la desigualdad social,  la cuestión del acceso a  la conectividad, quienes tienen computadoras y quiénes no, quiénes tienen celular, entre otras preocupaciones y por otro lado de qué manera insertar la agenda escolar a través de estos dispositivos y que sea provechosa. El tema de la calidad educativa se pone en tensión en una sociedad donde un sector de la sociedad queda prácticamente fuera de estas posibilidades escolares virtuales. En este sentido el CFE en la Res. 363/20, anexo I y anexo II, ha pautado los criterios para garantizar las trayectorias escolares y la promoción de los/las estudiantes.

 Otra cuestión es que para algunos sectores es que la escuela también significa acceso a la alimentación, esto ocasionó que se implementaran estrategias de transferencias de ingresos, entrega de bolsones con alimentos básicos, para garantizar la base de bienestar en los hogares más pobres. Emergen las debilidades estructurales de los sistemas educativos, debilidad en términos materiales y debilidad pedagógica en relación a cómo enseñar a distancia y en cómo establecer el vínculo docente-estudiante, tan necesario para lograr aprender; y por otro lado qué pasa con las familias, de qué manera éstas pueden acompañar a los niños y niñas, en qué condiciones de tiempo, de comodidad, de instrucción, cada realidad es diferente y esto impacta en  la calidad de los aprendizajes y es la base de la desigualdad. Ha recrudecido la violencia intrafamiliar, hacia mujeres, niños y niñas principalmente, se pone de relieve que la  escuela es un espacio de protección de derechos, de alimentación , de cuidados de la salud y de cuidados en general, más allá del derecho a la educación, porque la escuela actual así como evidencia un montón de falencias también evidencia un montón de potencialidades.

BIO:

 La Dra. Natalia Lescano se formó en Derecho en la UNC, es diplomada en Derechos del Niño y el Adolescente (UNC) y en Diseño Institucional de Políticas Penales (INECIP). Realizó posgrado en Gobierno y Planeamiento de la Educación (FLACSO) y la Especialización para Abogados/as sobre Derechos de la Niñez (UBA – UNICEF – SENAF). Maestranda de la Maestría en Ciencias Sociales con mención en Políticas Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales (UNC). Desde el año 2010 se desempeña como abogada del Equipo Interdisciplinario de Nivel Primario de la Secretaría de Educación, Cultura e Innovación de la Municipalidad de Córdoba. Desde 2019 preside la Sala de Derecho Educacional del Colegio de Abogados de la Provincia de Córdoba. Desde al año 2011 participa en la organización y desarrollo del Proyecto “Foro de niños y niñas de las Escuelas Municipales”, junto propuestas de formación para docentes municipales en participación política de niños y niñas.

IG: @Natalialescano.773

natilescano@hotmail.com

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol